Emprender desde la raíz: un proyecto para emprendedores

Esta tarde he tenido la oportunidad de conocer de cerca el proyecto Emprender desde la raíz. Un proyecto formativo, capitaneado por Piedad Varela Portas que busca trabajar el desarrollo de cada persona emprendedora desde su yo más interno.

 

El ‘take a home message’ que me he llevado es que debemos de buscar en nuestro interior siempre ese emprendedor que tenemos dentro y hacerle caso. Al final, todos tenemos una energía y eso es importante canalizar la misma.

Una de las cosas que hemos trabajado es el cuerpo. La posición corporal comunica y por ello debemos de identificarnos con nuestro propio cuerpo. Porque el cuerpo somatiza todos nuestros pensamientos.

Hemos llevado a cabo una serie de ejercicios. El primero de ellos ha sido el de mirar a las personas a la cara. Me ha llamado la atención la frase de que somos el reflejo de lo que vemos. En el otro, nos vemos reflejados nosotros mismos. Y además, utilizamos el cuerpo para comunicarnos.

Esto me ha ayudado a recordar ciertos conocimientos que aprendí en Miami.

Además, hemos andado todos los que estábamos, hemos soltado todo nuestro cuerpo… Al final se trata de olvidarnos de lo que somos y de estar conectados con nuestro yo más importante. He aprendido muchas cosas hoy y doy gracias por poder seguir aprendiendo

Seguimos.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Empezar bien el día: algunos consejos

Buenos días.  ¿Sabías que nuestros pensamientos determinan nuestras emociones?   No es un mecanismo tan fácil como parece, pero es interesante darle una vuelta para intentar sentirnos plenos y sentirnos mejor. Con buenos pensamientos mañaneros conseguiremos afrontar el día de forma plena.

pexels-photo-414628.jpeg

Esta misma  mañana, jueves 22 de febrero de 2018,  he buscado en Google  ‘Cuál es la mejor forma de empezar el día’. No sé por qué he decidido hacerlo. Simplemente, tenía la curiosidad y me ha salido este post  que me ha dado algunas pistas y me ha invitado a hacer ciertas reflexiones.

En aquel post, uno de los indicadores que señala es empezar el día con un buen desayuno, después, leer un libro y dejar las noticias para después… Lo del desayuno, lo compro. En mis pensamientos internos creo que tras ir al baño y pegarte un duchazo hay que comer para que tu cerebro tenga gasolina.  Por lo menos ese es mi pensamiento y hacia el que suelo tender. Eso de leer un libro: tengo mis dudas. Leerte un libro entero con todo lo que hay que hacer puede ser realmente complicado. Pero sí que compro la idea de que hay que mantenerse un poco al margen de todo lo que pasa, de la actualidad, de las redes sociales, leer algo bonito y después seguir el día con toda la hecatombe de noticias, notificaciones y la puta madre que las parió ( podéis leer este interesante artículo a propósito de lo petardeamos que estamos de las Redes Sociales). A la conclusión a la que quiero llegar es: primero, hay que sentirse bien con uno/una mismo/a, y después, viene todo lo demás. Después ya podremos estar a pleno rendimiento con llamadas telefónicas, dispuestos a recibir noticias, hablar con personas, correr para alzanzar el autobús, hacer un esfuerzo físico…

Otra de las cosas que acabo de hacer durante esta mañana es verme a mí mismo en el espejo. De esto también habla el post que he buscado en Google: cuidar nuestra apariencia física.

Qué importante es vernos a nosotros mismos en el espejo y analizar qué estamos proyectando a los demás. Cuidarnos, lavarnos la cara, peinarnos. No solo para los demás sino también para nosotros mismos. Si nos vemos más guapos, nos veremos más confiados y nuestros pensamientos serán positivos. Unos seremos más feos otros más guapos pero somos seres humanos: todo el mundo tiene belleza por el mero hecho de existir. Nadie puede avergonzarse de lo que es y de lo que proyecta: eso sí, mejor si uno saca partido al máximo.

Como este post podría ser eterno, como conclusión de esta mañana creo que es lo más importante es que intentemos controlar nuestros pensamientos y no irnos por los cerros de Úbeda. Eso sí, hay que centrarnos en nuestros pensamientos sin avergonzarnos de lo que estamos sintiendo en cada momento.

Este post, me ha ayudado a centrar ideas. A por el jueves.

Seguimos

Álvaro

 

 

 

 

 

.