A la conquista de Silicon Valley

Un reportaje antiguo pero que transmite gran pasión. Hay que hacer realidad nuestros sueños. ¿Cuál es el tuyo?

@alopezvicente

Anuncios

Eres mi amigo en Facebook, luego vendo

Ha sido automático. Casi sin decidirlo. De repente, se ha producido una reacción química dentro de mi cabeza y le he dado a ‘me gusta’ al perfil de ‘Decathlon’. ¿Qué ha pasado?

logo-facebook

En mi muro ha saltado una alerta diciendo que a una excompañera mía de Telecinco le gusta esta página. Me ha resultado curioso el hecho de que mi cerebro haya asociado la amistad que tengo con esta chica con una marca con la que tengo bastante relación.  ¿Nunca os habéis planteado por qué le dais al me gusta en ciertas páginas y pasáis de otras?

En estos tiempos de locos, la tecnología nos rodea y las marcas buscan cualquier vía para meterse en nuestra cabeza. Facebook es una plataforma inmensa que ha evolucionado por sí sola. Del mismo modo, sus usuarios, esa comunidad inmensa de 1.100 millones han cambiado sus hábitos. La vida es así, reinvéntate o muere.

Durante mi etapa de la universidad la usaba única y exclusivamente para ligar. Pasaba sinceramente del fin comercial y no la utilizaba para informarme. Pero hoy en día a través de Facebook me entero de muchas cosas: de noticias como el accidente de el Káiser o del hijo que acaban de tener Sara Carbonero e Íker Casillas. La plataforma pues ofrece servicios nuevos teniendo como base de existencia las relaciones entre personas (por cierto, tengo que hacer  limpia de contactos).

Ya con la llegada de los smartphones… Apaga y vámonos. Quizás nos estemos deshumanizando un poco todos con tanta tecnología pero está claro que gracias a ella muchas de las acciones cotidianas de nuestra vida se vuelven más cómodas (Ejemplo de ayer: pregunté a varios viejecitos del barrio de Chamberí por un fotomatón. No tenían ni idea. Tuve que consultarlo en Google Maps para sacar alguna pista).

Lo que está claro es que las plataformas sociales suponen una vía para poder vender más y esto lo saben las marcas. Estudiando y haciendo las cosas bien,  podremos entender cómo buscar trabajo, rendir más y conseguir más beneficios para nuestros clientes.

@alopezvicente

Guía de SEO para rebeldes

En SEO no se trata de ganar el primer puesto del ranking de Google, se trata de dominar tu nicho con múltiples puestos en la primera página’.

Así lo recomiendan desde www.rebeldesmarketingonline.com.

Image

Pinchando aquí podéis acceder a esta guía de SEO que no viene mal para los que estamos metidos en este mundo tan divertido (y arduo)

@alopezvicente

Astroturfing (I): El lado oscuro de la comunicación y el marketing radicales

Aunque están muy de moda esto del ‘share’ y esto del ‘social’ lo cierto es que desde ciertas agencias, departamentos e incluso medios de comunicación se ponen en marcha ciertas estrategias alejadas de la responsabilidad social que ellas mismas promulgan de cara al exterior.

Imagen

El AstroTurf es una conocida marca estadounidense de césped artificial, cuyos productos están diseñados para parecer hierba natural. El astroturfing hace referencia a esa artificialidad, a esa falsa base social de ciertas campañas comerciales camufladas entre tantas técnicas de comunicación y marketing.

Como apunta Juan Quaglia, se trata de ocultar al verdadero emisor de un mensaje publicitario o propagandístico y hacerlo pasar por una expresión popular y espontánea. Como si desde un laboratorio farmacéutico se crease una enfermedad para después comercializar con el fármaco que la cura. Una estrategia deshonesta que desprestigia y daña el sector de los profesionales de la comunicación. Quizás la falta de financiación está promoviendo el empleo de estas técnicas.

Las campañas ‘astroturfianas’ pueden perseguir objetivos diferentes como el de disfrazar acciones de entidades políticas. ‘Practicar el astroturfing es, a mi juicio, justo lo opuesto a entender la web 2.0, pues quiebra su esencia de horizontalidad, transparencia y democratización de la conversación’, escribió  Sara Martín, consultora de Best Relations en una entrada en  el blog corporativo de la agencia. Sara Martín está convencida de que si utilizamos las herramientas de la comunicación para colocar y controlar a casi cualquier precio lo que verdaderamente se dice de una marca, estaremos hablando de las mismas empresas 1.0 de toda la vida: camufladas supuestamente en un entorno bidireccional y social.

Diego Rivera, trabajador de la misma agencia que Sara,  compensó de alguna forma la reflexión tan negativa de su compañera haciendo alusión a la ‘comunicación slow’. El post que escribió Rivera incluye un interesante White Paper que hace hincapié en la necesidad de que los valores que se transmiten a través de la comunicación sean  reales.

El beneficio económico de la organizaciones es perfectamente legítimo pero no a cualquier precio, sobre todo si se fundamenta en la práctica de este tipo de estrategias tan deshonestas.

¿Conocéis casos concretos de Astroturfing en en comunicación y marketing?

En el siguiente post mencionaré algunos de ellos.

@alopezvicente