¿Por qué nos influyen tanto los famosos?

‘La televisión es una máquina de generar gilipollas’ me dijo Nacho Aranda, presentador de Canal+, hace algún tiempo. En la sociedad en la que vivimos parece que prima ‘lo que tienen otros’. Y es que vivimos entre ‘celebrities’. En la cultura del consumismo. Nos olvidamos de que la felicidad es algo exclusivo de cada uno. Y además, que reside en las pequeñas cosas.

manolo lama

¿Por qué nos ocurre esto? Se están perdiendo los valores auspiciados por personas que nos influyen. Tendemos a comer el GRAVE ERROR de que lo cotidiano es aburrido. En España concretamente, no influyen las personas ejemplares sino las ocasionales. Véase un ejemplo de ‘Belén Esteban’, ‘El Pequeño Nicolás’, ‘Sergio Ramos’, ‘Cristiano Ronaldo’. También periodistas, políticos…

Personas que en teoría son referencia pero que, queramos o no, ahí están. Su presencia nos influye y lo que piensan o hacen, también. Tener una personalidad fuerte que te permita pasar de estas personas y crear tus propios valores nos ayudará a evitar esta influencia. No obstante, no todo es malo. Hay personas que influyen y han influido de manera positiva y cada uno tiene que conseguir sus propias referencias .

No nos engañemos. Los humanos somos todos parecidos. Nos gusta lo que conocemos, lo que nos  da confianza. De ahí que cuando vemos un famoso siempre queremos hacernos una foto con él o dedicarle una palabras.  Es curioso esta reacción pero es muy común en todos.

La influencia de unas personas sobre otras es lo que mueve el mundo. Algunas publicaciones indican que la publicidad con famosos influye en lo que comen los niños. Hasta este punto llega el poder de los medios…

¿Hacia dónde va la sociedad? ¿Debemos recuperar los valores? ¿Cómo podemos hacerlo?

Lo que hay que hacer cuando uno tiene 30 palos

La verdad es que no sé lo que hay que hacer cuando uno llega a mi edad porque nunca la he tenido 😉 Está claro que hay que empezar a hacer más deporte, eso es vital. Sobre todo si nunca los has practicado. No es mi caso, pero lo recomiendo. ‘Un cuerpo sano es un buen lugar para el alma’, se puede leer en un balneario de los Ángeles de San Rafael, Madrid.

Captura de pantalla 2014-09-24 a la(s) 10.05.05

  • Hay que ganar más dinero. Por lo menos eso es lo que la sociedad te pide. Ahí está cada uno con sus aspiraciones y con sus metas, pero sobre todo estar relajado en este aspecto. Como dicen en la película ‘Scar Face’, hay que volar plano. Ganar dinero es necesario pero no lo principal. Ojo con esto.
  • Tus amigos se empiezan a casar y muchos tienen novia. En mi caso, estoy soltero y sí que es cierto que noto cierta presión contra la que estoy luchando. Estoy convencido que todo llega en su momento. Si se fuerzan las cosas, malo.
  • No fiarse de la gente. Al tener más edad, has tenido más tiempo de haber conocido a más capullos (y capullas) en tu vida. Quizás no sepas lo que quieres pero lo que sí es más fácil de detectar es saber lo que un NO quiere. No te juntes con gente estúpida a estas edades.
  • Querer más a los tuyos. La familia es fundamental. Quiere a tus padres, hermanos, hermanas y primos como nunca. Cuídales, escuchales. Son el principal pilar de tu psicología. La gente si no se cuida, se pierde. Hay amigos de toda la vida que se van a vivir a a otros países: hay que cuidarles, aunque cueste y sea complicado. Las personas que merecen la pena siempre se quedarán a nuestro lado, pero hay que saber estar ahí.

De momento, es todo lo que se me ocurre ¿Qué pensáis vosotr@s?

Saludos

@alopezvicente

Emilio Botín, un humano más

La muerte de Emilio Botín me pilló por sorpresa esta mañana, como a mucha gente. La verdad es que es una figura que siempre me ha llamado la atención. Uno de los hombres más poderosos de España: podría estar ablando con Rajoy, Amancio Ortega o al Rey en 10 segundos. . 

Nueva-hipoteca-Santander

Incluso este verano, hablando con un amigo que trabaja en el Santander, me comentó que le llamaban ‘el presidente’ dentro de la empresa. Que era una figura por encima del bien y del mal. Pues resulta que ya se ha muerto.

Pues sí, a todos nos llegará la hora algún día. ¿Conclusión? Hay que vivir la vida de la forma más alegre posible… No quejarse, ser buena persona… Todo el mundo quiere ganar dinero y muchos están equivocados. Se comparan, se quejan de situación vital. Y lo peor de todo: anteponen lo material a la riqueza espiritual… 

Obviamente hay que ganar dinero pero es mejor ganar un poquito menos y tener SALUD mental y física. Vivir al día, con rumbo fijo. Sin perder el norte. Ambición sí, pero sin perder el Norte. Es mi opinión nacida de la muerte de el banquero más importante de España. 

@alopezvicente

 

Foro Mundial de la Comunicación: 21, 22 y 23 de septiembre de 2014 en Madrid

Dentro de la desconexión de este verano es tiempo de empezar a darle un poco al coco y encarar el nuevo ‘curso’. Una de las primeros eventos al que quiero acudir es el ‘Foro Mundial de la Comunicación’ que tendrá lugar los días 21, 22 y 23 de septiembre de 2014 en Madrid.

madrid

Será interesante acudir para ver qué se cuece en el mundo de la comunicación. No hay que olvidar que este sector es muy competitivo y que hay muchos empresarios vende-humo que se lucra haciendo cosas poco éticas.

El tema central del foro será ‘Comunicación a conciencia’. Espero que los directivos que acudan apliquen un poco de conciencia y no sean ingenuos.  Los demás no somos tontos: estaremos atentos a lo que nos cuentan.

Si queréis más información sobre el foro, buscad en Ineternet. Me parece absurdo poner un link para que pinchéis.  Así son estos tiempos digitales.

@alopezvicente

 

El ‘Social Media’ no existe

Después de tres meses estudiando el Social Media and Consumer engagement  Program en Miami Ad School he llegado a una importante conclusión: nadie puede enseñarte nada espectacular que no sepas sobre Social Media.

social media

En este tiempo habré conocido cara a cara a unos 20 profesionales de las mejores agencias de Estados Unidos como Pedro Lugo, digital strategy Y&R, Imran Khan, creative agency lead Google, Andrew Elliot, social media Audi of America, George Bennett, Group Digital Strategy Director Droga5 o Carlos Roncajolo, social media manager TAG Heuer.

Todos ellos han explicado qué es lo que significa esta ‘disciplina’ para ellos y cómo la aplican en sus respectivas agencias :. Todos  coinciden en que es algo importante que no se le puede escapar a ninguna compañía. ¿Y entonces?

El curso ha durado tres meses y la primera semana saqué la conclusión principal. Pues fue allí cuando D.F, CEO de una agencia llamada Nobody emplazada en Washington (del que no puedo revelaros más datos porque quiere permanecer en el anonimato), nos dijo básicamente: ‘Social Media doesnt´exist’. Nos quedamos perplejos al principio pero después comprendimos el significado de ese mensaje. Nos hizo ver la realidad desde otra perspectiva. Al final pagamos el curso para que nos hagan pensar ¿no?

El Social Media es una realidad que no ha de estudiarse de manera separada sino integrada en otras disciplinas. Es importante escuchar y medir.  Publicistas, periodistas y comunicadores queremos que nuestro contenido sea viral. Influir sobre la población. Tras tres meses de estudio y reflexionando sobre el Social Media, no puedo llegar a otra conclusión que sea que está todo por inventar. Decide cómo quieres aplicarlo. Escucha, escucha y escucha y después saca tus propias conclusiones.

Intentaré ser más concreto en los siguientes posts.

@alopezvicente

Carta de un español desde Miami

‘El tiempo es lo único que tenéis y  tal vez un día descubráis que os queda menos del que pensabais’ Es una frase  de Randy Paush que escribió un gran libro llamado ‘La última lección’, cien por cien recomendable.

Captura de pantalla 2014-05-13 a la(s) 12.18.18

Llevo dos meses en Miami. Vine aquí para estudiar un curso de Social Media. He salido de un gran país, España porque no me ofrecía exactamente lo que estaba buscando. Tenía trabajo como freelance . Vivía con mis padres y aquí estoy: intentando crecer profesionalmente. 

Quizás tomé la decisión equivocada, o quizás no, pero ya no importa. Está hecho, somos lo que decidimos. Miami es una gran ciudad. Una de las mejores cosas es el clima: ayuda a pasar los días.  No obstante, sigo echando de menos España: sus gentes, su cultura. Es mi casa ¿Cómo no voy a querer volver? Allí me crié y entiendo que pertenezco a esa parte del mundo.

Me hacen gracia personas como la periodista Isabel San Sebastián, que tiene la desfachatez de decirle en directo a un estudiante de 30 años que ‘se busque un trabajo o sino que se vaya fuera’. Sé que el hombre es un ser egoísta pero está mal decirle eso a una persona en un programa de televisión. Y más aún desde una  posición ‘privilegiada’. No niego que haya luchado para llegar a donde está pero no le vendría más una buena dosis de humildad a la señora San Sebastián. 

Intento mejorar día a día. Estudié cinco años de Periodismo en Madrid mientras trabajaba en diferentes lugares para sacar dinero: repartidor en el Telepizza, socorrista, camarero, dependiente en Zara Home con una jefa nefasta cuya actitud hacia sus subordinados era deplorable… Tras hacer unas prácticas en una productora donde me pagaban 300 euros al mes por trabajar 6 horas diarias como becario, me fui a Dublín para ser dependiente en una tienda de relojes en el Aeropuerto. Tenía que levantarme a las 3 de la mañana. Era  duro pero me pagaban 1400 euros mensuales. Lo mejor de todo: me trataban dignamente.

Lo que pasa en España es una falta de consideración hacia el prójimo acompañado de una decepción contagiosa. Cada uno de los trabajadores cumple su función y hay que respetarlos como tal. Desde el limpiador hasta el ejecutivo que toma decisiones de gran trascendencia.  Está claro que hay trabajos con mayor responsabilidad que han de que ser mejor remunerados pero el respeto al prójimo es algo que no se puede perder. 

Estoy en Miami y echo de menos Madrid. Me gusta tener a mis padres, a mis hermanos y  tener cerca al resto de mi gente. La mayoría de mis amigos, al igual que yo, se han tenido que ir fuera a buscarse el trabajo: uno en Irlanda, otro en China, otro en Kenia, otro en Alemania. En a vida las cosas cambian y hay que adaptarse. Les he preguntado y si les ofreciesen un trabajo en España igual al  que tienen ahora mismo en sus respectivos destinos, harían las maletas sin dudarlo. 

Pol lo tanto el problema viene de raíz. Hay una falta de consideración hacia los que empezamos a trabajar, hacia el músculo económico. Queremos tener un trabajo digno: poder ganar dinero trabajando justamente. Poder tener una casa, formar una familia e irnos de vacaciones para disfrutar de la vida. 


Estoy en Miami porque quiero mejorar mis cualidades. Para que no me tomen el pelo en las entrevistas de trabajo cuando regrese a España.  Para poder decir: yo valgo tanto porque he invertido en mi formación. 

@alopezvicente