WhatsApp, contínua interrupción vital

La transacción cultural que estamos experimentando nos está volviendo un poco locos. La tecnología está invadiendo algunos de los espacios ‘sagrados’ como el trabajo o el lugar de descanso. Uno de los máximos responsables es el WhatsApp. Sí, esa aplicación que propinó una tremenda bofetada al lucrativo negocio de los SMS de los operadores móviles mundiales ( 13.900 millones de dólares en 2011).

whatsapp

Pero, desde mi punto de vista, el cambio más importante que ha proporcionado WhatsApp no ha sido económico sino sociológico. Está claro que todo depende de la actitud y de cómo se lo tome cada uno esta invasión de las las nuevas novedades tecnológicas pero: ¿Quién no se ha vuelto loco con un grupo de WhatsApp? ¿Quién no se ha enfadado en alguna cena con amigos porque no ha dejado de mirar el móvil durante toda la cena? (Probablemente estaría chateando a través de esta App). Creo que esta aplicación nos ha aportado algunas ventajas pero, como dijo una vez un experto en sociología digital, toda tecnología incorpora su propio accidente.

¿Cuáles son los problemas que genera WhatsaApp?

No me considero un negativo digital sino todo lo contrario pero ya son muchas las personas que están criticando algunas de los errores que puede producir esta App. ‘De cómo el WhatsApp acabará con todas las relaciones sexuales’ es una entrada escrita por @Albertomoderno cargada de significado.

Parece que, pese a todos los avances tecnológicos que nos permiten de manera instantánea mandar un mensaje desde una punta del mundo a la otra, nos falla algo que no podemos perder: la comunicación cara a cara. Porque la tecnología nunca podrá suplir lo que esta comunicación supone para los seres humanos. Ni un Tuit, ni un mensaje de WhatsApp puede suplir al tono de voz, una mirada penetrante o un gesto de un rostro humano sobre otro…

No querría acabar este post sin mencionar los cambios que nos ha proporcionado la hiperconectividad gracias a Internet. Algunos hablan de que nos hemos convertido en unos ‘Homo interruptor’. Es interesante la alusión que hizo Mara Torres hace dos semanas en uno de sus programas junto a Joaquín Reyes. Mencionó a Clifford Nass, un profesor de la universidad de Stanford ya fallecido que aseguraba que las personas ‘multitask’ (que tienen abiertas muchas pantallas en el ordenador, están pendientes del móvil, de la tablet, etc) son menos productivas en su trabajo que aquellas que no lo son.

@alopezvicente

Abajo podéis ver  el programa con el interesante debate sobre el ‘Homos Interruptus’:

Anuncios

2 pensamientos en “WhatsApp, contínua interrupción vital

  1. Pingback: Salir de la zona de confort | Tiempos de Orión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s