Astroturfing (I): El lado oscuro de la comunicación y el marketing radicales

Aunque están muy de moda esto del ‘share’ y esto del ‘social’ lo cierto es que desde ciertas agencias, departamentos e incluso medios de comunicación se ponen en marcha ciertas estrategias alejadas de la responsabilidad social que ellas mismas promulgan de cara al exterior.

Imagen

El AstroTurf es una conocida marca estadounidense de césped artificial, cuyos productos están diseñados para parecer hierba natural. El astroturfing hace referencia a esa artificialidad, a esa falsa base social de ciertas campañas comerciales camufladas entre tantas técnicas de comunicación y marketing.

Como apunta Juan Quaglia, se trata de ocultar al verdadero emisor de un mensaje publicitario o propagandístico y hacerlo pasar por una expresión popular y espontánea. Como si desde un laboratorio farmacéutico se crease una enfermedad para después comercializar con el fármaco que la cura. Una estrategia deshonesta que desprestigia y daña el sector de los profesionales de la comunicación. Quizás la falta de financiación está promoviendo el empleo de estas técnicas.

Las campañas ‘astroturfianas’ pueden perseguir objetivos diferentes como el de disfrazar acciones de entidades políticas. ‘Practicar el astroturfing es, a mi juicio, justo lo opuesto a entender la web 2.0, pues quiebra su esencia de horizontalidad, transparencia y democratización de la conversación’, escribió  Sara Martín, consultora de Best Relations en una entrada en  el blog corporativo de la agencia. Sara Martín está convencida de que si utilizamos las herramientas de la comunicación para colocar y controlar a casi cualquier precio lo que verdaderamente se dice de una marca, estaremos hablando de las mismas empresas 1.0 de toda la vida: camufladas supuestamente en un entorno bidireccional y social.

Diego Rivera, trabajador de la misma agencia que Sara,  compensó de alguna forma la reflexión tan negativa de su compañera haciendo alusión a la ‘comunicación slow’. El post que escribió Rivera incluye un interesante White Paper que hace hincapié en la necesidad de que los valores que se transmiten a través de la comunicación sean  reales.

El beneficio económico de la organizaciones es perfectamente legítimo pero no a cualquier precio, sobre todo si se fundamenta en la práctica de este tipo de estrategias tan deshonestas.

¿Conocéis casos concretos de Astroturfing en en comunicación y marketing?

En el siguiente post mencionaré algunos de ellos.

@alopezvicente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s