Crisis

La crisis la veo con ojos de recién licenciado. Son tiempos difíciles, eso es verdad, pero está claro que hay que “arrimar el hombro”. Esa expresión la escuché hace poco en los medios de comunicación y me parece muy significativa.

Arrimar el hombro sí, somos muchos en todas partes. Todos queremos la felicidad y a para ello luchamos. La crisis eleva el umbral. Es más difícil encontrar un trabajo más remunerado y menos sacrificado. Pero, insisto, hay que hacer un sacrificio. No perder la esperanza de que aquel que trabaje concienzudamente tendrá su recompensa.

No hago más que leer quejas en los medios de comunicación. Que si Zapatero por aquí, que si los bancos por allá. Tengo bastantes razones para quejarme y sé que muchos me darán mil vueltas. Pero odio a las personas que se quejan y echan la culpa a los demás.
Yo no he dormido aún. Dentro de unas horas me tengo que levantar para irme a trabajar al aeropuerto de Dublín en una tienda. Soy recien licenciado y he decidio irme de España porque no quiero dejarme los cuernos de becario por cuatro duros que me pagan.  Aunque la esperanza no la pierdo. Amo mi país y su temperatura, pero queda mucho por aprender y mejorar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s